Publicado el 13/04/2021 a las 07:25 Hs.

Náutico organizó un Torneo Abierto de Voley y fue subcampeón

El "Celeste" presentó dos equipos, Primera División y Sub-18, obteniendo el subcampeonato y el cuarto puesto respectivamente. El Torneo abierto se desarrolló el domingo en el Gimnasio "José Pepe Geoghegan" con la participación de 6 equipos
Primera División - Foto Prensa Náutico
Sub-18 - Foto Prensa Náutico
Tomás y Julián Oulé, padre e hijo compartiendo la misma pasión - Foto Prensa Náutico

Luego de más de un año sin competencia del voley masculino, el Club Náutico organizó, este domingo, un torneo abierto con la participación de 6 clubes de diferentes puntos de la zona. El local presentó dos elencos, Primera División y Sub-18, siendo subcampeones y obteniendo un cuarto lugar respectivamente. El certamen se dividió en dos zonas de 3 equipos cada uno, luego semifinales y final. 

La Primera División cayó en la definición ante el Club Sargento Cabral de Santa Fe, mientras que el Sub-18 fue derrotado en el encuentro por el tercer y cuarto puesto por la Escuela Municipal de Voley de Baradero.

Los planteles estuvieron conformados de la siguiente manera:

Primera Dvisión: Matías Arregui, Federico Bonvissuto, Gonzalo Ratto, Valentín Mauri, Joaquín Rivas Gonzalo Plana, Julián Oulé; Julián Pelagagge, Juani Martín y Thomas Uviedo.

Sub-18: Nazareno Massaglia, Máximo Domínguez, Rafael Perez, Amadeo Torre, Bautista Paz, Juanse Iturbi, Tomás Oulé, José Becerro, Santiago Repetti, Mateo Cejas, Joaquín García, Simón Paradela y Joaquín Merlassino

Con un sentido posteo en su cuenta de la red social Facebook, Federico Bonvissuto, Entrenador, jugador y referente máximo del Voley del Náutico, manifestó sus sensaciones luego del Torneo:

"El domingo 11 de abril del 2021 no será un día más en el calendario para los que nos dedicamos al voley en el Club Náutico San Pedro, conmemoraremos vida. Volvimos a competir y volvimos a vivir deporte, a respirar voley, a pensar en la pelota y como tratarla bien, a relacionarnos con otro equipo sin contacto físico y con la separación de una red que, más que un obstáculo, fue un nexo entre dos grupos de chicos con el mismo objetivo, jugar.

Volvimos a cambiarnos, acomodarnos, a entrar en calor, a ver otros colores, a vestir la camiseta del club que tanto amamos, volvimos a oler el gimnasio y la pelota, a escuchar el silbato, a oír gente alrededor de la cancha (poca por el público reducido, pero que se hizo sentir), a ir a un sorteo, a sentarnos en un banco de suplentes, a sentir nervios y ansiedad antes de que se dé la orden para el saque inicial, a incorporar nuevamente ese sentido de pertenencia de algo intangible, a querer ser la mejor versión de uno mismo, a obedecer un sistema de juego y a resolver situaciones individuales con gran responsabilidad, a estar de acuerdo y en desacuerdo con un árbitro, a jugar un 2-0 y un tie break, a reconocer un error y a alegarnos colectivamente por un acierto, a cerrar un set, volvimos a ver a la familia unida en un gimnasio, a querernos, a alentarnos, a reconocernos, a sentirnos, a gritarnos, a asombrarnos, a confiar más en nosotros, en fin, volvimos a jugar".

Municipio(s)
Sección