Publicado el 02/03/2021 12:23 Hs.

En lo que va del 2021, una mujer, travesti o trans fue asesinada cada 21 horas

El observatorio de género de Mumalá presentó un informe en la antesala del #8M, que tendrá marchas a lo largo y ancho del país, incluyendo San Pedro, con la convocatoria de la Multisectorial Feminista local. Son 69 las muertes violentas de mujeres, travestis o trans en los primeros dos meses de este año. Los datos.
Foto ilustrativa

El Observatorio Nacional Mumalá dio a conocer un informe sobre muertes violentas ocurridas en los dos primeros meses del 2021. Un total de 69 mujeres, travestis o trans fueron asesinadas entre enero y febrero, con la espeluznante cifra de una muerte violenta cada 21 horas. 

De estas muertes registradas, 47 son femicidios, femicidios vinculados (muerte perpetrada por un femicida para castigar o destruir psíquicamente a una mujer sobre la cual ejerce la dominación), y trans-travesticidios; Nueve son muertes violentas asociadas al género, vinculadas a economías delictivas o colaterales (como narcotráfico, venganzas, deudas, etcétera) y robos; 10 muertes violentas de mujeres están aún en proceso de investigación; y tres suicidios femicidas (cuando el violento induce a su pareja a matarse).

Estos 47 femicidios dan un total de un asesinato producido cada 30 horas. 39 de ellos son femicidios directos; de los 8 restantes, dos son femicidios vinculados de niñas o mujeres; tres de niños o varones; y otros tres también de niños o varones que se interpusieron en un intento por proteger a la víctima.

La provincia de Buenos Aires es en la que se concentran la mayoría de los femicidios registrados: son 17 en total los acaecidos en territorio bonaerense; le sigue Córdoba con 7 asesinatos de mujeres, travestis o trans en manos de la violencia machista; Santiago del Estero aparece tercero, con 6 femicidios registrados. Tucumán registra tres víctimas. En CABA hubo dos casos, al igual que en La Rioja, Neuquén y Salta. Formosa, Jujuy, Mendoza, Misiones, fueron escenario de un crimen cada una. 

Según se desprende del informe elaborado por Mumalá, el 64% de los femicidios fue cometido por parejas o exparejas; el 15% de los femicidios fue cometido por varones conocidos de la víctima; el 7% de los femicidios fue cometido por varones familiares directos de la víctima; el 8% de los femicidios fue cometido por varones familiares indirectos de la víctima, mientras que en el 6% de los femicidios se desconoce el vínculo con la víctima.

La mayoría de los femicidios, el 40 por ciento, fueron perpetrados con un arma blanca; el 23% de las mujeres fueron asesinadas con armas de fuego. 15% de los víctimas fueron muertas a golpes; 8% quemadas y otro 8% asfixiadas.

Respecto al rol del Estado en la protección de las víctimas, el 29% de mujeres víctimas de femicidios había denunciado a su agresor previamente. El 19% tenía orden de restricción de contacto o perimetral y el 4% botón antipánico. 

La casa de la propia víctima sigue siendo el lugar donde se cometen la mayoría de los femicidios: el 70% fueron puertas adentro de la vivienda que muchas veces la víctima comparte con el femicida. De los restantes, el 13% fue en la vía pública; el 4% en el lugar de trabajo de la víctima; el 2% en la vivienda del victimario; 4% en descampados; y un 7% en otros lugares.

El informe se da a conocer a días de una nueva jornada de paro de mujeres, en el marco del #8M, donde el reclamo por la declaración de la emergencia nacional en cuestiones de género volverá a ser central, de cara a un estado responsable que no ha logrado revertir las cifras de femicidios registradas en los últimos años. 

Municipio(s)
Contenido Relacionado