Este sábado, la noticia de la detención del profugo por el asesinato del efectivo de la Policía Local conmocionó a la población. El hombre de 56 es el padre de Nazareno Branto, cuya imagen recorrió el país en las últimas horas y continúa siendo buscado por la Justicia. El ahora detenido fue encontrado en inmediaciones al Circuito Panorámico del Oeste, con dos impactos de bala en su cuerpo, 20 mil pesos y documentación falsa. Pasó la noche en el Hospital de San Pedro en medio de un importante operativo de seguridad. 

El hombre fue detenido este sábado cerca de las 19.00. Estaba a bordo de un auto, preparándose para huir. Autoridades judiciales confirmaron a Visión Regional que está herido. Branto Ayala es un conocido delincuente, partícipe del robo al Banco Río y dos secuestros extorsivos. Había salido en libertad hace un mes. En las últimas horas, el testimonio de testigos e información procedente de Baradero cambió el rumbo de la investigación: aunque la participación de Nazareno Branto no está descartada, habría sido su padre el cómplice del abatido Pablo Morell. Un tercer implicado es buscado por la Justicia. 

Un joven de 20 años fue detenido en el momento en que agredía físicamente a su pareja, una joven de 18 años, en la intersección de 11 de Septiembre y Avenida España. Fue en el mediodía de este viernes. 

La información oficial, de acuerdo a lo que la propia joven habría referido, es que en medio de la pelea la joven tomó una botella de diluyente y se roció con su contenido, para luego prenderse fuego. Su pareja, un hombre de 35 años, la habría socorrido con una frazada y alertado a la ambulancia. La joven fue atendida en el Hospital de nuestra ciudad y derivada al Hospital San Martín de La Plata. 

Un hombre de 31 años denunció que, mientras estaba sentado en la vereda de su casa, fue sorprendido por 4 hombres armados que lo obligaron a ingresar al domicilio para robarle. Por el momento no hay detenidos.

Con profundas muestras de dolor fueron despedidos los restos del efectivo policial asesinado este jueves al intentar impedir un asalto a un repartidor en Rivadavia y Oliveira Cézar. El cortejo fúnebre partió desde la Municipalidad y llegó al Cementerio, donde hubo una misa en su honor. 

Cecilia Dumsky es la hija de Juan Carlos, un agente del Servicio Penitenciario asesinado el 25 de octubre de 2006 cuando intentó evitar el asalto a un supermercado. Uno de sus asesinos fue Nazareno Branto, prófugo tras la muerte del oficial Nelson Lillo. El delincuente cumplió una condena de 10 años y 6 meses tras un juicio abreviado, y recuperó su libertad. "Cumplió su condena pero hay una falla porque una persona que cumplió su condena por matar a un policía vuelve a hacer lo mismo", expresó Cecilia. La Policía cuenta con la intensa búsqueda. La joven baraderense manifestó que Branto tiene contactos y que, tras matar a su padre, fue encontrado en una villa de San Isidro. 

El joven efectivo de la Policía Local asesinado este jueves al intentar impedir un asalto a un camión repartidor es despedido en el Salón Dorado de la Municipalidad con la presencia de los integrantes de las distintas fuerzas, funcionarios del Ejecutivo, familiares, amigos y vecinos de la ciudad. A las 12.00 será llevado al Cementerio.

El Fiscal Marcelo Manso a cargo de la causa iniciada este jueves tras la muerte del Policía Nelson Lillo en un enfrentamiento con delincuentes brindó detalles del avance de la causa. Confirmó que hay un tercer delincuente involucrado en el hecho, aunque evitó dar mayores detalles. No descartó las vinculaciones de este hecho con otros asaltos a repartidores ocurridos en Baradero, de donde son oriundos los malvivientes.

Un decreto del Intendente Cecilio Salazar establece 48 horas de duelo por el fallecimiento del joven efectivo policial. Además decidieron velar a Lillo en el Salón Dorado Municipal desde las 20.00. En las redes sociales convocan a una concentración en la Peatonal desde las 20.00. 

El delincuente abatido es Pablo Morell. La policía busca intensamente al delincuente que se fugó con cerca de 100 mil pesos robados a los repartidores. El efectivo de la Policía Local Nelson Lillo murió al intentar evitar el hecho. Ambos delincuentes son oriundos de Baradero y cuentan con frondosos antecedentes. 

La foto del delincuente intensamente buscado por los efectivos policiales.

El efectivo policial identificado como Nélson Lillo y un delincuente cuya identidad aún no fue confirmada murieron luego de enfrentarse a tiros en Oliveira Cezar y Rivadavia. El policía fallecido intentó evitar un asalto a un repartidor. Efectivos policiales trabajan intensamente para dar con otro de los delincuentes que logró darse a la fuga con lo robado.

Pages