Publicado el: 24/04/2018 11:21 Hs.

Reclamo por la falta de rampas en colectivos de Vercelli: "El Municipio tiene que hacer que esto se cumpla"

Los micros de Vercelli incumplen con la ley 22.431 que establece, entre otros puntos, que las unidades deben tener rampas para el ascenso y descenso de los pasajeros. Valentina, mamá de una adolescente con discapacidad motora, adelantó que pedirá una banca abierta en el Concejo Deliberante.

COMPARTE:

Los micros de Vercelli son para muchas familias la única alternativa para ir y venir desde las localidades, ante la imposibilidad de afrontar los gastos en remis o de costear un auto propio. Sin embargo esto se vuelve un trastorno en aquellos grupos familiares que tienen entre sus miembros a alguien con discapacidad motora.

Valentina, una vecina de Río Tala y mamá de Andrea, una adolescente con discapacidad motora, contó que años atrás, tras largos reclamos en el Municipio, el Concejo Deliberante y la empresa, logró que una sola unidad de las que va a la localidad fuera equipada con rampas. Ahora ese colectivo no está y, según lo dijeron, será reemplazado por otro que no cuenta con los elementos dispuestos por Ley. 

"Desde el Municipio deben hacer que esto se cumpla", dice Valentina en lo que resulta una obviedad: la exigencia de cumplir con lo dispuesto por la Ley 22.431, que en su artículo 20 indica: "Establécese la prioridad de la supresión de barreras físicas en los ámbitos urbanos, arquitectónicos y del transporte que se realicen o en los existentes que remodelen o sustituyan en forma total o parcial sus elementos constitutivos, con el fin de lograr la accesibilidad para las personas con movilidad reducida, y mediante la aplicación de las normas contenidas en el presente capítulo".

Específicamente indica, respecto a las rampas: "las escaleras deberán ser de escalones cuya dimensión vertical y horizontal facilite su utilización por personas con movilidad reducida, y estarán dotadas de pasamanos".

Valentina adelantó que recurrirá a la Defensoría del Pueblo y que también pedirá una banca abierta en el Concejo Deliberante para poder contar la situación. "Yo no lo pido solamente para Tala porque yo sé lo que significa no tener plata para viajar a San Pedro", cuenta esta mamá.

Andrea, su hija, recibe una pensión de 1200 pesos del IPS: "Eso es lo que más me pone mal porque ella tiene derecho de ir a cobrar la pensión". Viajar en remis tiene un costo de 400 pesos, lo cual lo hace imposible. 

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.