Publicado el: 26/01/2016 17:45 Hs.

Quiénes son "Los Perros" y cuál es la relación del grupo con el crimen de Jesús Gutiérrez en Río Tala

Jesús Gutiérrez, de 21 años, fue asesinado de un disparo de arma de fuego que impactó en su corazón. Era parte de un grupo señalado por vecinos como presuntos responsables de delitos cometidos en Río Tala. Su familia insistía en que el joven se alejara del grupo que se reunía a escasos 50 metros de su casa de Río Tala, lugar donde fue asesinado. "La bala no era para Jesús", coincidieron familiares y vecinos de la localidad. Una historia de violencia, denuncias, enfrentamientos armados y robos en una localidad en la que "todos saben", pero pocos se atreven a denunciar.

COMPARTE:
Jesús fue asesinado de un disparo en el corazón.

El crimen de Jesús Gutiérrez, asesinado a sangre fría fuera de una vivienda por personas que llegaron a bordo de un automóvil, provocó la reacción de vecinos que se atrevieron a contar cuál es la realidad que padece gran parte de la localidad de Río Tala, realidad que todos dicen conocer, pero que pocos se atreven a denunciar en la justicia.

Jesús tenía 21 años y un porvenir incierto. Su madre, jefa de familia tras el fallecimiento de su padre, insistía, al igual que el resto de su familia, para que su hijo dejara de "juntarse" a poco menos de 50 metros con un grupo de jóvenes, sospechados o señalados como responsables de varios hechos delictivos ocurridos en la localidad. Pero Jesús no quiso, o no pudo escuchar.

"Hace dos años, encontraron una moto robada en la casa de Jesús. El papá, exportero de la escuela nocturna de Río Tala, que murió alrededor de un año atrás, lloraba y no sabía como disculparse por lo que había hecho su hijo", reveló un vecino de la localidad a Visión Regional, para explicar las diferencias entre la familia del adolescente y el accionar de este: "El papá era un hombre respetado, de trabajo, toda la familia lo es. Pero lamentablemente no es cierto que Jesús no se metía con nadie".

La familia aseguró no tener información respecto de los homicidas, aunque sí aportó un dato: no serían de Río Tala, sino de San Pedro, información sobre la que trabaja la Fiscala Viviana Ramos, titular de la UFI N° 11 de San Pedro, donde recayó la causa por el asesinato del joven riotalense.

"La bala no era para Jesús"

Se hacen llamar "Los Perros", pero también son identificados como "Los Mongolinos": son un grupo de personas que nos discrimina en la edad a la hora de "incluir" a sus miembros. Entre 17 y 18 años tienen los más jóvenes; y hasta superan los 40 años los adultos. Jesús, que cumpliría los 22 años en febrero, era parte del grupo, o al menos, se encontraba frecuentemente con ellos a escasos metros de su casa.

"Los Perros" son señalados por los riotalenses como responsables de gran parte de los robos que ocurren en la localidad, pero no son los únicos. No todos se atreven a denunciarlos, es que, según confiaron a este portal, temen que la banda actúe en connivencia con policías y que, la denuncia, tenga como consecuencia una represalia.

Las propiedades en las que residen los principales miembros de "Los Perros", todos de una misma familia (frente a una de ellas fue asesinado Gutiérrez), fueron allanadas en reiteradas oportunidades por la Policía. "Son años de delitos acumulados", confió un efectivo. Siempre acusados de robo, abuso de armas o amenazas, sin estar vinculados a causas en las que se haya investigado la venta de drogas.

Según pudo establecer Visión Regional, la situación que terminó con la muerte de Jesús, comenzó con un presunto intento de violación ocurrido la semana pasada. Uno de "Los Perros", habría intentado abusar sexualmente de una menor de edad, amiga de una joven familiar del acusado, hecho que desencadenó una serie de episodios que concluyó con un enfrentamiento armado, anoche, y con la muerte de Gutiérrez.

El hecho tuvo represalias. Allegados a la familia de la joven agredieron con un arma de fuego el jueves pasado al presunto abusador, causándole lesiones leves. Aseguran que cuando recibió la perdigonada transitaba a bordo de una motocicleta, y que su acompañante era Jesús. Nuevamente, "Los Perros" fueron a la carga: balearon el frente de la vivienda en la que reside la madre de la menor. La denuncia fue radicada en la Comisaría de San Pedro.

Anoche, dos jóvenes que se criaron en Río Tala y residen en San Pedro, familiares "políticos" de la menor de edad mencionada anteriormente y relacionados a otra de las bandas de la localidad, que utiliza un apellido como nombre identificatorio y están enfrentados con "Los Perros", llegaron al pueblo dispuestos a vengar lo ocurrido. Junto a otras personas, entre dos y tres más según lo establecido por Fiscalía, abrieron fuego frente a la vivienda de "Los Perros", ubicada en calle Lavalle al 200, pero no dieron con su objetivo, sino que uno de los disparos ingresó por la espalda de Gutiérrez y dio de lleno en su corazón.

La justicia trabaja contrarreloj para dar con los responsables de la agresión, que están identificados por testimonios aportados por testigos. Mientras, al cierre de esta nota, la familia aguarda ayuda económica para poder trasladar el cuerpo de Jesús desde San Nicolás hasta San Pedro, donde será velado.

La muerte de Gutiérrez no es una muerte más, sino el símbolo de una década de ausencia del Estado "dentro" de las familias que, como los padres de Jesús, a gritos desesperados reclaman ayuda, pero no son escuchados a tiempo.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios

Contenido Relacionado

Antonela, hermana del joven asesinado en Río Tala, aseguró que Jesús "era un chico tranquilo" aunque reconocieron que "por porfiado" se juntaba con gente con la que no tenía nada que ver. Para la joven, la intención de los asesinos no era matar a su hermano: "Para mí el disparo era para otra persona", reconoció. El joven de 22 años recibió un disparo en el pecho y murió antes de llegar al Hospital de San Pedro. 

Carla, amiga de Jesús; Antonela, su hermana, y Felisa, madre del joven asesinado. Foto: Visión Regional

El Subcomisario Juan Catalano confirmó que el joven de 22 años fue asesinado de un disparo en el pecho mientras estaba en la puerta de una vivienda en Lavalle 270 junto a un grupo de amigos. Fue trasladado al Hospital de San Pedro donde llegó sin vida. El crimen se inscribe en una serie de incidentes que se venían desarrollando en la última semana, informó el titular de la Comisaría. La Fiscala tomó declaraciones hasta altas horas de la madrugada.

Jesús Gutiérrez, de 22 años, fue asesinado en la noche de este lunes en Río Tala. La víctima fue trasladada a la Guardia de la ciudad, donde habría ingresado sin vida. Personal policial reforzó el servicio para evitar desmanes por lo que la noticia fue confirmada a la familia recién a las 23.30. 

Médicos de la Guardia requirieron presencia policial para evitar desmanes. Foto: Visión Regional