Publicado el 10/02/2021 a las 11:44 Hs.

Protesta de la Bonaerense: Berni tildó a los organizadores de "ladrones que disputan una caja millonaria"

El ministro de Seguridad bonaerense se refirió a los "verdaderos motivos" detrás de la protesta y sostuvo que la mayoría de los organizadores son expolicías "exonerados por ladrones". Además se refirió a la disputa por "una caja millonaria" en referencia a los intentos de sindicalizarse. El gobernador Axel Kicillof insistió en la necesidad de "hacer una transformación de fondo" de la institución policial. 

Berni junto a Kicillof en Florencio Varela

A horas de la protesta de la Policía Bonaerense convocada por redes sociales y de manera anónima, el gobernador Axel Kicillof y el ministro de Seguridad Sergio Berni entregaron patrulleros en Florencio Varela, acompañados por el intendente del Frente de Todos.

Berni, quien este martes retiró de servicio a 400 uniformados que protagonizaron la revuelta del pasado mes de septiembre y amenazó con más sanciones, se refirió al intento "de un grupo minúsculo de personas" de concretar una nueva protesta policial, convocada en principio para este jueves 11. 

El ministro de Kicillof calificó a los organizadores como "un grupo de expolicías, la mayoría exonerados por ladrones, que intentan bajo la excusa de estar preocupados por las condiciones de trabajo, generar este tipo de rebeldía. Pero no le dicen la verdad: están disputando una caja millonaria y que intentan hacerlo por un mecanismo que ya ha dicho la Justicia que no es viable, que es la sindicalización policial". 

"Acá no se están discutiendo las condiciones de trabajo, se está disputando la plata que sale de los bolsillos de los policías de vocación y trabajo. Desafían la autoridad de un gobierno, y desafían a cada uno de los ciudadanos que confiaron en el gobernador para que lleve adelante una tarea de reconstrucción", remarcó Berni, al tiempo que cuestionó "el silencio" mantenido por estos sectores durante el gobierno de María Eugenia Vidal. "¿Será que ese silencio tenía precio?", preguntó. 

Entre las mejoras otorgadas a la Policía, además del incremento salarial anunciado posteriormente a la revuelta del 2020, remarcó la construcción de un Hospital policial donde funcionaba el viejo hospital de Ezeiza, y la construcción de dos nuevas alcaldías "para que nuestros policías tengan un ambiente saludable y no las porquerías que son hoy las cárceles".

Además se refirió a la compra de patrulleros para reemplazar "las chatarras que nos habían dejado". En este sentido, también se refirió el propio Kicillof que calificó a la gestión de Juntos por el Cambio como la de "un gobierno que se llenó la boca con el discurso de la seguridad" pero que "de lo que prometieron, no hicieron nada".

Kicillof habló de la Policía Bonaerense como una institución con "elementos antiguos y estructurales que mejorar" e insistió en la necesidad de "hacer una transformación de fondo de la policía de la provincia de Buenos Aires". Para ello remarcó la importancia de dotar de elementos y salarios dignos a los uniformados.