Publicado el: 24/01/2017 17:48 Hs.

Pidieron revocar la prisión domiciliaria del único imputado por el crimen de Florencia Cresta

Milcíades "el Gordo" Lencia lleva más de 3 años detenido por el crimen de la joven de 32 años cuyo cuerpo fue encontrado en un descampado con signos de abuso y estrangulamiento. El juicio se demoró más de lo normal debido a la suspensión de la titular de la UFI Nº 7, Gabriela Ates, quien debía afrontar la acusación contral el joven 26 años. Desde mediados de 2016 goza del beneficio de prisión domiciliaria. Ahora la misma UFI pide que se revoque ese beneficio debido a la vinculación de este con usurpaciones y posterior venta de casas en el barrio Malvinas.

COMPARTE:
María Florencia Cresta fue asesinada en noviembre del 2013 y todavía no hay culpables del homicidio

El femicidio de María Florencia Cresta, brutalmente asesinada en noviembre de 2013, no causó indignación, movilizaciones, ni conmoción. Quizás por su condición de humilde, la sospecha que recaía sobre la joven respecto de estar involucrada en la venta de drogas, o simplemente no importó. Saldo a su propia madre. Alejada de sus hijos, Florencia, de 32 años, se preparaba para viajar a San Nicolás donde visitaría a su esposo, privado de su libertad y alojado en la UP Nº3, cuando desapareció la madrugada del 17 de noviembre de 2013 sin dejar rastro alguno y apareció 48 horas más tarde, en un descampado, violada y estrangulada.

Si bien su muerte todavía no tiene culpables, la justicia y la Policía rápidamente actuaron y en apenas 24 horas dieron con el principal sospechos y hasta el momento único imputado: Milcíades "el Gordo" Lencina. Por ese entonces, la investigación la encabezó el propio Jefe de Distrito Dante Paolini (hoy a cargo de la Departamental) y la suspendida Fiscala Gabriela Ates, a cargo de la UFI Nº 7.

La principal sospecha es que Florencia recibió un llamado, se levantó y salió de su casa durante la madrugada del 17. En la casa de Lencina encontraro un celular con el número de la joven agendado y un papel que también tenía su teléfono. Lencia fue señalado por el acoso permanente al que sometía a Cresta, ya que decía estar "enamorado".

El único imputado por el crimen pasó más de dos años en prisión, sin juicio. Debido a la demora en la fijación de la fecha, por la suspensión de Gabriela Ates y la falta de fiscal que asumiera la instrucción de la causa, la justicia de garantías otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria a mediados de 2016 y el joven de 26 años regresó a su casa de barrio Malvinas, donde debía permanecer.

Ahora la UFI Nº 7, todavía acéfala, pidió al Juzgado de Garantías interviniente que se revoque ese beneficio a Lencina, e informó un sinnumero de cauasas en las que le imputan al joven la usurpación de viviendas y la posterior venta de los inmuebles usurpados para lo cual, por supuesto, debió violar el régimen de prisión domiciliaria. Sin bien en las útlimas horas circuló una versión sobre su detención, Lencina continuará gozando del beneficio de la prisión domicialiaria hasta tanto la justicia resuelva el pedido de la Fiscalía.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios