Publicado el: 09/03/2018 08:16 Hs.

#8M: El documento leído frente a la Municipalidad, con el pedido de renuncia de Chiarella

Las organizaciones convocantes a la movilización confeccionaron un documento al que dieron lectura frente al Municipio. Allí hubo mención al Intendente Cecilio Salazar, los/as fiscales Marcelo Manso y Viviana Ramos, la Comisaria Daniela García y la responsable de Educación Eleonora Taurizano. 

COMPARTE:
El documento apuntó contra la inacción estatal. Foto: Gentileza El Diario de San Pedro

El 8 de marzo y por segundo año consecutivo las mujeres paramos. Paramos para que dejen de matarnos, para que nuestra manera de vestir no justifique la agresión sexual, para que dejen de violarnos. Paramos porque sabemos todas que la violencia de género es una cuestión de Estado. Lo sabemos todas, menos nuestros gobernantes. Paramos porque avanzan con las políticas neoliberales en el país y con ello avanza la pobreza, y como siempre las mujeres somos las más perjudicadas. Paramos para decir basta a la precarización laboral, porque queremos el mismo salario que los varones por el mismo trabajo.

El Estado brilla por su ausencia. Y hablamos del Estado Nacional, provincial y local, que coinciden en sus políticas de recorte de las áreas y programas más sensibles para la atención y contención de las víctimas, sin perspectiva de género y sin decisión política para aplicar recursos a la resolución de estas problemáticas. Por ello exigimos la declaración urgente de la emergencia nacional, provincial y local en cuestiones de género.

Días atrás asesinaron a Natalia Duarte en San Pedro. Responsabilizamos a las autoridades locales en las diversas áreas que debieran trabajar en red y que, lejos de hacerlo, se deslindan del problema y tiran la pelota para afuera.

Hoy venimos a decir BASTA DE SILENCIO Y MENTIRAS. Porque el Estado tiene nombres y rostros concretos de funcionarios responsables de la inoperancia y la desidia, que traen como consecuencia muertes y abusos de niños y niñas que se podrían haber evitado.

No hemos escuchado a la Secretaria de Desarrollo Humano Karina Chiarella salir a hacer ningún tipo declaraciones o dar explicaciones sobre cuál es el rol de su área ante el arribo de denuncias. Ante las autoridades provinciales y nacionales que llegaron a la ciudad tras el femicidio de Natalia, Chiarella afirmó que contaba con los recursos suficientes para atender esta problemática. Y nos preguntamos: sí de verdad están los recursos, ¿Por qué no se nota? ¿Por qué nuestras vecinas deben peregrinar buscando la protección que debe garantizar el Estado, mendigando lo que les corresponde como derecho? Le pedimos a Karina Chiarella por favor que renuncie, y a Cecilio Salazar que disponga de personas competentes y con el compromiso adecuado para llevar adelante la tarea.

Exigimos además al Intendente Cecilio Salazar que cumpla con la Ordenanza que da lugar a la creación del Consejo de la Mujer, sancionada durante el último período legislativo, con la anterior composición del Concejo Deliberante, y que permite el trabajo articulado entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil.

En la marcha realizada tras el femicidio de Natalia, la titular de la Comisaría de la Mujer Daniela García y su superiora, la Coordinadora Zonal de Políticas de Género Comisaria Carina Alicia Torrico se comprometieron a convocarnos a una reunión a las agrupaciones militantes, junto a autoridades políticas, policiales y judiciales. Seguimos esperando que cumplan con sus palabras.

Queremos denunciar que en la Comisaría de la Mujer hay mujeres y niñas a las que no se les toma la denuncia; mujeres a las que se maltrata cuando van a denunciar; hay denuncias que se pierden; hay mujeres que salen de la Comisaría sin móvil policial que las acompañe a su domicilio; hay mujeres que no reciben medidas de protección para ellas y sus hijos en el momento que realizan las denuncias.

En las fiscalías que conducen el Fiscal Marcelo Manso y la Fiscala Viviana Ramos, la mayoría de las denuncias por violencia de género se archivan sin ningún tipo de respuesta para las denunciantes. ¿Es que acaso no importa que nos peguen, nos acosen, nos hostiguen? ¿Tenemos que esperar a que nos maten?

¿Por qué al día de hoy nuestros concejales y concejalas no han avanzado en un proyecto para que se declare la emergencia en violencia de género en el partido? ¿Es que acaso creen que la problemática no es lo suficientemente grave?

Exigimos la inmediata revisión y actualización de los protocolos de actuación y contención a las víctimas, y el trabajo en red de todas las instancias estatales, con la convocatoria a las organizaciones de la sociedad civil que desde hace más de 5 años venimos trabajando en el tema.

Responsabilizamos a la Jefa Distrital de Educación Eleonora Taurizano de no poner en ejecución la Ley de Educación Sexual Integral en todos los niveles y establecimientos educativos del partido. Meses atrás, la principal responsable educativa en la ciudad, y ante el caso de violación grupal a una niña de 15 años en Villa Igoillo, nos aseguró que no sabía cómo afrontar la problemática. Le recordamos que la ley es el recurso más importante a disposición, y que lo están ninguneando, y en tanto es una ley, están incurriendo en una desobediencia grave.

Exigimos Justicia por Florencia Cresta, asesinada en 2012 y cuyo crimen aún no tiene ningún responsable. Queremos saber qué pasó y quiénes son los culpables, queremos la verdad, estamos hartas de excusas.

Exigimos respuestas para las mujeres que denuncian a diario en la Comisaría de la Mujer.

Adherimos a la necesidad de debatir de manera urgente la legalización del aborto con la garantía de la educación sexual previa, y los anticonceptivos gratuitos para todas.

Este 8 de marzo nos encuentra de pie, porque hace rato nos paramos. Porque seguimos en las calles, porque sabemos que lo personal es político, porque hay que ganar el espacio público. Pedimos que nos escuchen, porque no vamos a parar hasta que den respuesta a nuestros reclamos.

¡Vivas y libres nos queremos! ¡Arriba las que luchan!

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.